Logotipo

​A 85 años de la firma del Protocolo de Paz entre Paraguay y Bolivia


Para hablar de la Paz del Chaco tenemos que hablar del conflicto y sus antecedentes a fin de entender los hechos. Tenemos que tener presente que ningún conflicto armado se presenta de la noche a la mañana. Normalmente se llega al empleo de la fuerza, cuando ya se agotaron las instancias diplomáticas. Es lo que ocurrió con el Chaco con aquellos antecedentes y tratados, que tuvimos con Bolivia y que precedieron al conflicto bélico.
En 1927, el asesinato del Tte. Adolfo Rojas Silva fue uno de los hitos, donde el nivel de tensión subió. No obstante, en ese momento el Paraguay no estaba en condiciones de hacer frente a Bolivia. Es por eso que se tuvo que esperar un poco más, ya que en ese año el presidente don Eligio Ayala hace confeccionar 10 mil fusiles Mauser, en Oviedo (España). Asimismo, encarga al capitán José Bozzano, la construcción de los dos cañoneros el Paraguay y Humaitá. Estos llegan al país, en 1931. Se puede decir que en ese momento, nuestro país ya tenía condiciones bélicas.

EL DETONANTE

El detonante para el inicio de la Guerra del Chaco, fue el ataque por el mayor Oscar Moscoso, al fortín paraguayo Carlos Antonio López, donde fue asesinado el Cabo Primero Oliverio Talavera. En ese momento, el comandante de la primera división de Infantería era el Cnel. José Félix Estigarribia, quien ordena la recuperación inmediata de ese fortín y se recupera el 16 de julio del año 1932. El ataque al fortín por los bolivianos fue el 15 de junio de 1932 y un mes y un día después se recupera.
Ante esta situación Bolivia molesto porque recuperamos nuestro fortín, toma los fortines Corrales, Toledo y Boquerón el 27, 28 y 31 de julio, respectivamente. A partir de ese momento no había vuelta atrás. Es por eso que a Pitiantuta se le considera como “la chispa que encendió la hoguera” en el Chaco Paraguayo.


LA MOVILIZACIÓN

En Agosto se decreta la movilización general del pueblo paraguayo y ya se envían tropas a Isla Po-i donde el 7 de setiembre empieza la marcha con destino a la recuperación del Fortín Boquerón. Con eso se da inicio a la Guerra del Chaco.
Varios hechos se van sucediendo. Inclusive hay un intento de paz, el Paraguay solicita un armisticio después de la victoria en Campo Vía. No hubo acuerdo lastimosamente y a pesar de que desde el 21 de diciembre hasta el 6 de enero del año 1934 se llevaron a cabo las negociaciones, no pudo prosperar. Bolivia seguía sosteniendo de que su límite era el río Paraguay. Entonces el Paraguay se retira de las mesas de negociaciones y continúan las acciones bélicas.

EL ARRESTO DE SALAMANCA

Al finales de 1934 después de la batalla de El Carmen, donde el ejercito paraguayo tuvo una gran victoria. Allí se habían tomado nuevamente dos divisiones bolivianas como prisioneros. En ese momento, el presidente boliviano doctor Daniel Salamanca, llega hasta el teatro de operaciones para cambiar a su comandante, que era el general Enrique Peñaranda.
Sin embargo, Salamanca es apresado por su propias tropa y es derrocado. Asume la presidencia el doctor José Luis Tejada. A partir de ese momento, inclusive el entonces general José Félix Estigarribia decía “la paz está próxima”.
En abril nosotros ya habíamos llegado hasta Charaguas. Posteriormente nos replegamos y del 3 al 7 de junio se libra la última batalla: la batalla de Ingavi, también es conocida como “la batalla de la Paz”.


PROTOCOLO DE PAZ


Y el 12 de junio del año 1935 en Argentina, siendo presidente de la república Argentina el General Agustín Pedro Justo, con nuestro representante Luis Alberto Riart y Tomás Elio canciller de Bolivia se firma el Protocolo de Paz.
Esta información llega al teatro de operaciones y se enteran los comandantes el 14 de junio de 1935. En esa fecha, al mediodía se da el cese de las hostilidades. Tanto paraguayos como bolivianos disparan los últimos cartuchos y salen de sus trincheras para fundirse en un abrazo después de tres años de lucha.
Nosotros festejamos el día de la Paz del Chaco por el día de la firma, en tanto que Bolivia festeja el 14 junio, porque ese día fue la fecha en que cesaron las hostilidades.

La guerra duró tres años. Aproximadamente 30 mil paraguayos murieron y 56 mil bolivianos, independientemente a los mutilados y lisiados que habían quedado. Hoy día cuesta imaginar lo que que habrá sido para aquellas familias el haber soportado tres años de guerra, lo debilitado que habrá quedado el Estado, a consecuencia de la guerra. De ahí la importancia de la firma de ese Protocolo de Paz.
Hoy estamos rindiendo un justo homenaje. Pero todo lo que hagamos para recordar a nuestros héroes no es nada prácticamente porque comparado con el esfuerzo que hicieron nuestros antepasados. Muchos murieron no por las balas del enemigo, sino porque tuvieron que soportar la hostilidad de ese territorio nuestro. El Chaco es terrible. Quienes lo conocen saben que hasta hoy día con toda la tecnología es un riesgo aventurarse solo por esas tierras


Portal [ Ministerio de Defensa Nacional ]
República del Paraguay
Portal construido conjuntamente con la SENATICs
2015 Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación

Basado en la Guía estándar web

Versión del Template 1.12